junio 16, 2015

Copa América 2015: Un repaso a la primera vuelta, y más sorpresas



Este domingo finalizó la primera vuelta de la fase de grupos de la 44ta Copa América Chile 2015. Varias sorpresas matizaron los encuentros, más allá del estreno de selecciones favoritas y estrellas del más universal de los deportes...

Sin dudas, no podemos dejar de hablar de la selección vinotinto que se ha robado los titulares que en un primer momento fueron para Paraguay, tras su sonado empate (2-2) frente a la archifavorita Argentina.


Y es que los de Venezuela fueron más allá de un simple empate. En un juego vistoso y ofensivo, donde primó el orden en defensa, fueron capaces de derrotar (1-0) a la constelación cafetera de Falcao, James Rodríguez y compañía.

Todavía Néstor Pékerman, DT de los colombianos, debe andarse preguntando qué falló en el planteamiento táctico que sus muchachos se vieron imposibilitados de vencer a la zaga bolivariana, liderada por el experimentado Vizcarrondo.

Este partido, uno de los más vistosos de las jornadas iniciales, da por sentado que en el continente no hay rival pequeño, ni favorito invencible, dado el nivel futbolístico alcanzado en el área.

Por otro lado, Brasil –o mejor, Neymar- demostró que con Dunga en el banquillo no hay nada seguro. Perú demostró argumentos y fue capaz de preguntarle a los pentacampeones del mundo cuánto deseaban la victoria. 


El gol inicial de Cuevas puso en alerta a los auriverdes que se asieron de la estrella blaugrana para solventar, en otro movido encuentro, los tres puntos necesarios.

Por su parte, Argentina y Leo Messi, continúan sin entenderse. La estrella no acaba de hallarse cómodo en el terreno con sus compatriotas. Ahora el sevillista Banega le sirve de enganche, y Pastore, un tanto adelante, puede congeniar con la Pulga, pero la falta de entrenamiento puede resultar contraproducente.

Además, según mi humilde apreciación, el Tata Martino equivocó el planteamiento ante Paraguay. Quizá obnubilado ante el eficiente desempeño en la primera mitad, trató de rematar con más goles a los charrúas y desvistió el centro del campo para llenar la cancha de ofensiva al traer a Tévez y a Higuaín.

En vez de preservar el resultado y apostar a la velocidad, quiso romper las redes desde el primer partido. Resultado: pérdida del balón en el centro del campo, descontrol defensivo y empate que deja mal sabor a sus parciales.

Sin noticias de Uruguay, que trastabilló para vencer a los rocosos muchachos de Jamaica. Y poco que decir de los mexicanos y bolivianos, enfrascados en una lucha sin daños durante 90 minutos.

Este lunes empieza la segunda ronda de partidos clasificatorios. Veremos cómo se porta el fútbol y los goles en Chile 2015. Nos vemos.