mayo 06, 2016

Sanders is not dead, you listen Hillary?

Bernie Sanders ya no es una sorpresa en el escenario político norteamericano. Este martes el añejo senador por Vermont acabó de romper los pronósticos que auguaraban el triunfo de Hillary en las primarias demócratas en el estado de Indiana...el socialista acaparó el 52,4% de los votos, frente al 47,6% de la ex secretaria de Estado cuando el escrutinio estaba en el 95%...Una victoria que si bien no amenaza la candidatura de la ex primera dama, habla muy mal de sus posibilidades frente al raro y populista Donald Trump, en noviembre.


Tras conocerse los resultados de las primarias en Indiana, que le dan un impulso importante a su campaña por la nominación presidencial, Sanders dijo a la agencia de noticias Associated Press: "El equipo de Clinton cree que esta campaña se acabó. Están equivocados".

Mientras que en su cuenta de la red social Twitter Bernie señalaba que: "Durante las últimas semanas, los medios corporativos nos han visto fuera de la elección. El establishment politico y financiero de este país ha sido explícito en su deseo de que nos marchemos. Que nos pongamos a la cola".

"Hoy los votantes de Indiana tuvieron otra idea".

Con los resultados provisionales de Indiana, Sanders sumaría 43 delegados por su victoria de anoche, por 37 de Clinton. La favorita demócrata mantendría por tanto casi intacto su liderazgo, con 1.700 delegados, frente a 1.410 de Sanders. 

Si se tienen en cuenta los superdelegados -aquellos que el partido manda a la convención, y que por el momento apoyan mayoritariamente a Clinton- la ventaja para la ex secretaria de Estado sigue igual de apabullante: 2.220 delegados frente a 1.449 de Sanders (para conseguir la nominación se requiere el respaldo de 2.383 delegados).

Pero lo llamativo de la memorable campaña de Bernie Sanders es que ha sido capaz de movilizar a una amplia base electoral que no comparte las propuestas del establishment, representado por Hillary, y que demuestra cómo ha cambiado el panorama político en Estados Unidos...