junio 06, 2016

Cuando la naturaleza le exige cuentas al progreso (Segunda Parte) (+ Fotos y Videos)

La producción de carbón es una de las agresiones más fuertes al entorno
GabyCuba da continuidad al tema del Programa de Desarrollo Integral en el municipio Martí y su sinergia con la gestión ambiental. Asunto tratado hace pocos días.

Si bien quedó explicado en un anterior post que la falta de un Ordenamiento Ambiental puede poner en riesgo la buena voluntad del Programa de Desarrollo Integral en el municipio de Martí, son variadas las acciones que se despliegan allí para controlar los impactos del progreso económico.

Martí, además de ser un lugar privilegiado en cuanto a naturaleza se refiere, es actualmente uno de los territorios más deprimidos en indicadores económicos y sociales de la provincia de Matanzas. Por tal motivo se implementan en la zona múltiples estrategias que toman como base el desarrollo local y sus recursos humanos, acciones que de una forma u otra agreden el patrimonio natural.

BELLEZA NATURAL QUE PRECISA RESPETO

Los más de 920 km² de tierra firme y 105 Km² de cayería con que cuenta Martí –extensión que le otorga el tercer lugar en tamaño de Matanzas- están adornados de impresionantes paisajes naturales, entre las que destacan manglares, matorrales costeros, sabanas inundables y otros entornos importantes. Estos hábitats brindan una amplia gama de bienes y servicios ecosistémicos, - principalmente de provisión, de regulación, de soporte y culturales- claves en la preservación del equilibrio y la sostenibilidad.


Los paisajes naturales de Martí no están exentos de belleza.
En la foto, límite costero de la Ciénaga de Majaguillar

Gran parte de la zona norte del lugar se halla inundada por la Ciénaga de Majaguillar, humedal más importante del norte de la provincia y hogar de una notoria flora y fauna con alto nivel de endemismo. Ese medio natural es la casa de la única especie de magnolia -magnolia virginiana- que crece a nivel del mar en las islas del Caribe.

A poca distancia de la costa se localiza el Refugio de Fauna Cayos de las Cinco Leguas, un sistema de lagunas, esteros, ensenadas, saladares, con una franja de manglar que lo rodea en toda su extensión, hogar de 95 especies de plantas –pertenecientes a 45 familias botánicas- y 256 de animales. En ese lugar, 11 de las plantas poseen importancia ecológica por el papel que desempeñan en el ecosistema; 34 especies y subespecies animales son endémicas y ocho de ellas –iguana, manatí, majá de Santa María, flamenco, yaguasa, gavilán colilargo, cernícalo y lechuza- son reguladas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres.


El Refugio de Fauna Cayo de las Cinco Leguas es clave para la sostenibilidad ambiental.
Allí habitan un sinúmero de importantes especies de plantas y animales

Además, toda esa región costera sirve de tránsito a muchas especies de aves migratorias y conserva el sitio arqueológico –cayo Jorajuría- donde se halló la primera canoa aborigen de Cuba y del Caribe.

¿ECONOMÍA VS. MEDIO AMBIENTE?

El Programa de Desarrollo Integral en Martí avanza a ojos vista. Ya es una realidad que la economía del lugar se ha visto beneficiada con el programa de desarrollo de granos, el impulso a la ganadería, la instalación de una fábrica de piensos y la promoción de los convenios porcinos, entre otros proyectos.

Pero, ¿qué se hace allí, a falta de un Ordenamiento Ambiental, para mitigar los efectos que sobre los ecosistemas provoque este despegue económico?

Yenisleidys Sánchez Querol, especialista del CITMA, afirma que “está confeccionado el Plan de Acción de Medio Ambiente, en el cual están identificados los principales problemas medioambientales del municipio y las acciones para atenuarlos”. De acuerdo con Sánchez Querol se realiza un trabajo multidisciplinario entre las entidades económicas, organizaciones y productores individuales para capacitar, concientizar y promover acciones que beneficien al entorno con prácticas amigables y sostenibles.



“Gracias al Proyecto Sabana-Camagüey aún contamos con un Centro de Creación de Capacidades. En este espacio trabajamos de conjunto con la Anap, la Acpa, el centro de Manejo Integrado Costero, la delegación de la Agricultura y otras instituciones y organismos para fomentar buenos hábitos productivos que nos permitan un desarrollo sostenible.
Se han dado pasos importantes. Hoy logramos que 28 de los 45 productores porcinos cuenten con biodigestores y que las empresas del ramo cuenten con sistemas de tratamiento de residuales, que si bien no son los más efectivos al menos aminoran las secuelas al ambiente. 

Tenemos la confianza en que la prospección y extracción de petróleo que se está abriendo cumple con las regulaciones, a pesar de su irrupción en la Ciénaga y sus afectaciones a la circulación hídrica.”


Es evidente el impacto que la prospección y extracción de petróleo han causado en la Ciénaga de Majaguillar

La realidad indica que no se puede ralentizar el desarrollo económico, más en un lugar como Martí, que ha padecido por décadas la abulia de las inversiones y proyectos. Pero no bajo esa justificación será preciso condenar el porvenir de nuestros hijos. La naturaleza es capaz de exigirle cuentas al progreso y condenarnos a un futuro inesperado.