octubre 28, 2015

Otra victoria cubana contra el bloqueo (+ Infografía; Imágenes y Videos)

El concurso de las naciones del mundo proveyó de razón a Cuba este martes en su reclamo para poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero que impone a esta Isla el gobierno de los Estados Unidos. Por vigesimocuarta ocasión consecutiva la Asamblea General de la ONU demostró la justeza de la causa cubana, esta vez con el más amplio respaldo, al votar por el SÍ 191 países, y solo dos –EE.UU. e Israel- con la opción negativa.

El concurso de las naciones del mundo proveyó de razón a Cuba este martes en su reclamo para poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero que impone a esta Isla el gobierno de los Estados Unidos. Por vigésimocuarta ocasión consecutiva la Asamblea General de la ONU demostró la justeza de la causa cubana, esta vez con el más amplio respaldo, al votar por el SÍ 191 países, y solo dos –EE.UU. e Israel- con la opción negativa.


En su alocución ante la Asamblea, previo a efectuarse la votación, nuestro ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, convocó a no confundir la realidad con los deseos ni la buena voluntad de las palabras. “Los hechos demuestran con claridad que el bloqueo está en plena aplicación. Diez meses después del 17 de diciembre no se ha producido modificación tangible” en esa inmoral y cruel política, sostuvo.

Asimismo el canciller tuvo palabras de agradecimiento para los pueblos, gobiernos, miembros de la sociedad civil y organizaciones internacionales que han desarrollado enormes esfuerzos, año tras año, para demostrar la innegable verdad de esta demanda y expresó gratitud al pueblo estadounidense por secundar nuestro propósito.

Más de una decenas de representantes de naciones y asociaciones internacionales respaldaron a la Mayor de las Antillas durante sus palabras ante el plenario. Criticaron la postura de los Estados Unidos de mantener el bloqueo ante las perspectivas de cambio que se abren entre las dos naciones después del 17 de Diciembre, fecha en que ambos mandatarios acordaron iniciar un inédito proceso de restablecimiento de relaciones. Destacaron además el derecho de Cuba a vivir sin injerencia de otra nación en sus asuntos internos y su derecho a la libertad.