marzo 05, 2015

Chávez, nadie piensa que te has ido...

En el interior de la humilde vivienda, una anciana, de rodillas, eleva al cielo una oración. –El comandante presidente ha muerto- gritan en medio de la calle y las lágrimas brotan de sus ojos, esos que volvieron a contemplar el mundo gracias al milagro de una misión.

Entonces, corre a encender una vela, para iluminar el día en que expiraba aquel que trajo luz a los sectores más oscuros de Venezuela.

Las cadenas televisivas expanden la noticia por todo el mundo y América Latina se estremece de dolor. Muy pronto comienzan a proyectarse las imágenes guardadas en archivos y allí está, de pie, sosteniendo a un niño; abrazando a los enfermos de un hospital mientras entona un himno; pronunciando un discurso vibrante desde la tribuna y, casi al término de sus días, sin cabello, luchando contra el cáncer, sosteniendo en las manos la Constitución de la República.


El pueblo de Cuba lo había acogido como hijo. Cuánta tristeza se advirtió entonces en el rostro de Fidel al honrar la memoria de alguien que había sido más que un compañero de lucha, un amigo incondicional.

Este cinco de marzo en que se cumplen dos años de la desaparición física de Hugo Chávez Frías, Matanzas rinde tributo a su legado. La jornada comenzó desde el 4 de febrero con la inauguración de la muestra “Por aquí pasó Chávez”, en la delegación provincial del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos.

Estudiantes de la isla, venezolanos y de otras nacionalidades realizaron encuentros deportivos, conversatorios, actividades de solidaridad por parte de los alumnos de la República Árabe Sarahuí Democrática, entre otras acciones que culminarán hoy con una vigilia en la escalinata de la Universidad de Ciencias Médicas Juan Guiteras Gener.

Heredero de las ideas de Bolívar, Chávez trazó nuevos rumbos y entregó sus fuerzas para defender a los más necesitados. Su carisma, la expresión fuerte de sus palabras y esa voluntad de que Latinoamérica se uniera en un mismo sentir, son imperecederas: “nadie piensa que se ha ido”. (Por Lianet Fundora)