marzo 02, 2015

Promueve Cuba a la Ciénaga de Zapata como nuevo sitio de patrimonio mundial natural

Foto: Reinier Dávalos
Científicos cubanos este año entregarán el expediente para la declaración posterior de la Ciénaga de Zapata, en la provincia de Matanzas, como sitio de patrimonio mundial natural, el tercero de su tipo que tendría el país.

Maritza García García, directora del Centro Nacional de Áreas Protegidas (CNAP), informó a la AIN que llevan casi un lustro en la preparación de la documentación, la cual será presentada para su aprobación al Consejo Nacional de Patrimonio Cultural (CNPC), a fin de otorgarle la categoría correspondiente.


Anunció que en 2016 la iniciativa debe ser considerada en su reunión 40 por los expertos del Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO, e incluida en su listado oficial de bienes de valor universal excepcional.

Señaló que el proceso de elaboración de la proposición, de conjunto con el CNPC, contó con la coordinación, conciliación y aprobación de los órganos locales territoriales y provinciales.

Con una superficie de cuatro mil 500 kilómetros cuadrados de extensión, la Ciénaga de Zapata es el mayor humedal de Cuba y uno de los más grandes de América Latina y el Caribe.

La UNESCO la reconoció como Reserva de la Biosfera y también recibió la declaración de sitio Ramsar, en alusión esta última a la Convención relativa a los humedales de importancia internacional, especialmente como hábitat de aves acuáticas, adoptada en 1971 en la ciudad del mismo nombre en Irán.

Una condición similar la tienen el Parque Nacional Desembarco del Granma, al sur del oriente cubano, el mayor y más conservado exponente del mundo de los sistemas de terrazas marinas sobre rocas calcáreas.

Fue inscrito como Sitio Natural en la Lista del Patrimonio Mundial en diciembre de 1999, durante la XXIII Reunión del Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO, celebrada en Marrakesh, Marruecos.

El otro es el Parque Nacional Alejandro de Humboldt, en las provincias de Holguín y Guantánamo, el más grande remanente de los ecosistemas montañosos conservados del país y de mayor riqueza y endemismo del orbe.

Obtuvo la misma distinción en la XXV Reunión del Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO, efectuada en Helsinki, Finlandia, en 2001.