febrero 14, 2015

Todo el Amor…en una sola palabra

¡Qué difícil sentarse a escribir sobre el Amor! ¡Cuánta poesía y caricias, cuántos besos y nocturnidades pueden ser necesarias para conformar el sentimiento! Y es que resulta tanto remedio eterno contra los dolores del alma, como recurrente auxilio de testigos mudos tras las guerras y el hambre.

Hoy es el Día del Amor, de la felicidad completa. Ese amor de parejas que se aman tras las cortinas, o de los amigos que lloran juntos, y se abrazan y se pierden en mares de promesas…hoy todas las flores son rosas y todo roce de labios se transmuta en beso.


Hoy es un Día para la reflexión, para el recuerdo. Porque existe amor también para quiénes se fueron, pero no han sido olvidados. Para los que fueron capaces de entregarnos todo, sin demandar, sin protestar…

Hoy es el Día de los Mimos. Para los hijos y los padres, y para el amigo de afuera y de adentro, para los izquierdos y derechos, para el reencuentro. Para los que son capaces de perdonar, de abrazar, tras los insospechados descalabros de la vida. Mimos para los que están y lo merecen.

Hoy es un Día para nosotros Querida. Prometo arrugar las sábanas con nuevas energías, y devolverle a tu sueño los días robados en diarios ajetreos…prometo ser fiel a tus deseos con la intensidad con que se bebe sed en el desierto, o besarte hasta el fin del mundo, o regalarle a tus piernas las caricias de mis labios, o caer a tu lado, rendido, y conversar de lo bueno que es tenerte y tenerme.