abril 02, 2015

PLAY OFF 2015: Final inédito en campeonato cubano de béisbol

El sorprendente equipo de Isla de la Juventud y el aguerrido Ciego de Avila protagonizarán, desde el próximo día 3, la gran final por el título de la LIV Serie Nacional cubana de Béisbol, tope que promete ser "muy emocionante" en opinión de especialistas.

La subserie pactada al mejor de siete partidos entre los "Piratas" de la Isla y los "Tigres" avileños comenzará en el estadio "José Ramón Cepero" de la ciudad de Ciego de Avila, 430 kilómetros al este de La Habana.

El cotejo continuará el sábado en el mismo escenario, con traslado el domingo y reanudación lunes, martes y miércoles en el terreno del "Cristóbal Labra", en Nueva Gerona, ciudad cabecera del ultramarino territorio. (Tomado de XINHUA Español)

De ser necesarios, los dos últimos encuentros tendrían lugar en la grama avileña.

Finalistas "contra viento y marea", los "Piratas" de la Isla ganaron 4-2 el tope contra el conjunto de Matanzas, el mejor a lo largo de todo el campeonato y subcampeón de las dos campañas precedentes.

En un estadio "Victoria de Girón" colmado por 25.000 aficionados hasta las primeras horas de este miércoles, la tropa que dirige José Luis Rodríguez Pantoja, con apenas una figura de renombre (el antesalista Michel Enríquez), doblegó como visitante a los "Cocodrilos" matanceros 15x5 en 11 entradas, en lo que constituyó el tercer partido de la subserie bilateral decidido en extrainnings.

Los "Cocodrilos" ganaban el choque 4x2 a la altura del octavo capítulo, pero los "Piratas" tomaron ventaja de 5x4 en el principio del noveno gracias a un squeeze play suicida.

Puestos contra la pared, los pupilos del experimentado Víctor Mesa empataron el marcador al final del mismo episodio, y luego de amenazas por ambas escuadras en la décima entrada, llegó el inesperado onceno capítulo en el que los isleños fabricaron 10 anotaciones frente a los desmoronados relevistas de Matanzas.

Por cuarta ocasión consecutiva, Matanzas clasifica a la postemporada del campeonato cubano pero se queda sin saborear la corona, en tanto la Isla concretó la hazaña de llegar por primera vez a la gran final y superar su mejor actuación registrada durante el 38 Campeonato en 1999, cuando ocupó el tercer puesto.

Medios de prensa locales destacan que los "Piratas" de la Isla de la Juventud, últimos en obtener el boleto para semifinales, protagonizaron "una de las mayores proezas en Series Nacionales" y los consideran "una escuadra digna de admiración en toda Cuba".

Ciego de Avila, por su parte, que concluyó tercero en la etapa preliminar, ahora aspira a su segundo título desde 2012 tras "domar" a los potentes "Alazanes" de Granma.

La tropa del ex receptor Roger Machado triunfó 3x0 la víspera al visitante plantel granmense en el estadio "José Ramón Cepero", para ganar 4-1 el pulseo semifinal y acceder por tercera vez en los últimos cinco años a la disputa de la corona.

Los avileños, que tuvieron una segunda etapa de lujo en la fase clasificatoria de la presente campaña beisbolera, conforman una tropa compacta, con un sólido balance en sus líneas y un exitoso cuerpo de lanzadores.

Para quienes pensaron que la ausencia en semifinales de los cuatro grandes del béisbol nacional -Santiago de Cuba, Villa Clara, Pinar del Río e Industriales- restaría emociones a los "play off", la realidad ha demostrado todo lo contrario.

Respecto a la gran final, especialistas y aficionados expresan pronósticos divididos y opinan que el tope entre "Piratas" y "Tigres" se decidirá en seis o siete cotejos.

¿Asaltarán los "Piratas"? ¿Arañarán los "Tigres"? Es algo que nadie puede asegurar, pero esta histórica final por el cetro del béisbol cubano promete mucha emoción y hasta un toque de misterio.